8.2.15

Así

vulnerable, sensible, casi expuesta...



(A besarte)

A amar yo te
como la lluvia no existe sin el agua
o las palabras sin su espíritu
el corazón reclama, te nombra.
En la penumbra quisiera,
pero es tanta la luz...

Conquistando mi aroma, indagas la mirada,
calculando la distancia, eliges los momentos.
¡Respira!  Inhalo, exhalas.

Esta encrucijada donde falta
entre mi corazón y el tuyo la locura implícita,
movilizadora,
que se nutre con la sensatez
del verbo fantasma ir.

18.5.13

Fluye

Si tan solo, el agua fuera, 
......................un puñado de gotas...




Afuera son las luces.

Es del silencio

la palabra maldita.


22.4.13

Del Amor...

eco, eco, eco, eco, eco, eco, eco, eco...



Espejo de la vida:
Mi amante pez,
arriba y abajo


4.1.13

Fusión


Es de la química su encanto,
................................. las pociones mi tarea…




Bella
Y un suspiro logró conquistar
el poder del viento en la roca
la inocencia del otoño en las hojas,
la desnudez del árbol.

24.11.12

Insulina


Tanto dibujar corazoncitos a la sombra  - años quizás –
Quisiera no, querer de ti.



MIEDO

Al calor de tus labios surcando mis secretos,
a la fuerza de un abrazo que logre
amarrar los cabos de este velero
en un muelle, y finalmente lo detenga.

Fuera del agua, ¿qué hay de las ideas?
Si la distancia no encuentra sus respuestas
hallara el pánico de la mítica perpetuidad.
Y me tendré ahí, para morir siendo
un mundo infinito de posibilidades
en mi cabeza. Un sólo instante. Quieta.

3.11.12

Cura



Para que buscar remedios,  antídotos, pociones
si bien es que me tengo entre palabras…




Hola

Nunca me fui,
es del silencio mi arma secreta, un escudo.
Poderes que plasman este elixir que transforma
tanta turbulencia en encanto.

Y vuelvo,
como si no me hubiese distancia,
a estas calles, a estas hojas, a mis letras
con la nostalgia de quién se ausenta por siempre
y la emoción de haber creído siglos.

Entre luces y sombras busco,
en este adagio de verbos, caricias.


26.3.12

Ensayo


“Sin bocetos, rumbo a la aventura”



Abrirse,

a lo inconcluso,

como si no existiera el vacío

y el peso del abismo abandonara el intento.

Una semilla que germina

sólo saluda a la muerte.

Nada importa,

incluso la profundidad de sus raíces,

diversidad de colores, pétalos o semillas.

Es del ciclo con sus etapas.

Tan simple, hasta abrumador,

un espejo de lo cierto.