13.12.08

La Bruja

Empezaba el año, lo había recibido cruzando el charco, con la persona que se convertiría de forma planificada en mi ex. Luego de ese viaje partiría por siempre a otro país y considerábamos que no tenía sentido continuar la relación, pero sí despedirla como era debido.
La noche de su partida, una amiga desconociendo esto, me invita a cenar a un resto en el que había BRUJA. Conocía a esta señora porque ya algunas de mis amigas habían probado sus habilidades.
Esa noche con todo el revuelo emocional que tenía, después de la cena y el reglamentario café, decidí conocerla personalmente. Llego, me siento con mi pocillo de café dado vuelta y la miro expectante:



Bruja
Sin saludarme siquiera

Te felicito, estas embarazada!

Yo – POBRE YO! –
lazabeca: ¿estaré gorda?

¿Perdón? ¿Por qué decís eso si ni miraste el pocillo?

Bruja
Mira el pocillo, lo da vueltas, lo mira más seria, me mira a mí

¿Estás segura de que no estas embarazada???

Yo
Lazabeca: ¿Cómo iba a estar segura? ¿Quién, realmente ¿QUIÉN? iba a estarlo después de una semana de puro romance? En cinco segundos pasaron t-o-d-o-s esos momentos por mi cabeza, y no encontraba por ningún lado un error, ALGO que me llevará a pensar qué era lo que había hecho mal! Todo giraba por mi cabeza, pero tenía que retomar la compostura

Sí estoy segura, no estoy embarazada y mi pareja no lo es más, partió para ya no volver. No me podes decir que estoy embarazada.

Bruja

Entonces cuidate debido a que estás en una etapa muy fértil.

Lazabeca: flaca cuidate dos veces ahora. ¿Sin paranoias? pero no te acerques a mas de 1 metro a un hombre y a 2 de un centro de fertilización.




Llego a casa y no podía dormirme por aquellas palabras, y a la vez intentaba repasar mentalmente si no se me había ido algo de la cabeza que implicara cierto riesgo, algo, hasta que me rendí a los placeres de mis lindas sabanas …
Llevé adelante mi vida normalmente y pude comprobar que no había de que preocuparme, no estaba embarazada, ni quede en el transcurso del año. Aquella cena sería simplemente una anécdota más, como tantas otras.

Vuelvo al bendito restaurant con amigas, y otra vez la misma ¿Bruja?. Independientemente de que una crea o deje de creer en estas cosas, es difícil evitar la tentación de escuchar a este tipo de gente. Cuento a las comensales mi última experiencia, vuelvo a tomar el reglamentario café, y acudo a la Bruja. Quería saber con qué salía esta vez:


Bruja
Obviamente no tiene registro de mi persona

Te felicito, estás embarazada!

Yo
Lazabeca: brujanagranp.ta

Naaaaaaaa….
Otra vez no!

3 comentarios:

Psicologa con problemas dijo...

Cn tucuman hay una pbruja peluquer... a mi me detectaron gemelos... jamas paso.

Bueno, me doy la bienvenida atu blog, ahora lo leere un poco mas-


tucuMALA
odio la verficacion de palabras

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

ajajajajajaj me muero, q h de p. malaonda la bruja loco, minimo que tenga memoria de las caras!

qué chanta

besos

Romina E. dijo...

No!!! que se original con el cuento al menos!!
¿qué paso con te va a llegar el principe azul? o el ¿te vas a ganar la loteria y vas a ser millonaria???