12.12.08

A veces,

Son tan distintas, que al final se le parecen...




La estación


Esa vida apurada
Que corre día a día

Esa rutina trabajosa
Que desangra en la arena

Esa supervivencia ligera
Que matiza el horizonte

Arrastra al sumidero
absurdo de la superficie
reluciendo en el podio
corazones momificados.

Silencia la vorágine
de todo pecho hinchado,
aquel que entusiasmado
hace de su pulso un guión.

Y sin rastros de agitación
que aún transiten por las venas,
a esa parada venérea,

Mí tren, ya la dejó…

Romina E.
16/09/08
©1er Round

2 comentarios:

Luis dijo...

que lindo es que a uno le firmen su blog y lo descubran. Pero ams lindo es chusmear esa firma y conocer un hermoso blog.

gracias

me gusto tu rincón

Romina E. dijo...

Muchas Gracias Luis! Se hace lo que se puede ;oP
Me alegro que te haya gustado