27.9.09

Innovando

¿Se puede preservar la inocencia? ¿Cuál es el riesgo de abrirle las puertas? ¿Esclavitud o libertad?

Esta semana hablando con una amiga me dijo “prefiero mantener la ingenuidad de una niña pequeña disfrutando del día, viviendo el riesgo de la sorpresa, aun cuando esta pueda no gustarme. Elijo eso a su falta, sólo opacaría mi vida”. Sus palabras me dejaron absorta, me estaba quejando de la mía y hasta ahí yo venía tratando de encerrarla, sepultarla, convertirme en una mujer carente. No concebía a un adulto con capacidad de asombro, lúdico, dejando absolutamente todo librado a la aceptación de lo impredecible. De hecho, la responsabilizaba por la falta de cálculo, la imprevisión de lo irremediable, hasta que pude darme cuenta que solo peleándome con ella caía en el precipicio que buscaba evitar.
¿Pueden los años menguarla? Esta mujer que me hablaba ya había superado la mitad de siglo. Sin embargo, estaba frente a un infante que sólo se despierta para salir a jugar, con el único detalle que su pelo ya no tiene colores, sino todos juntos a la misma vez; y su piel está atravesada por el surco de múltiples miradas. Es mentira que los años la van desgastando, es uno quién elige de a momentos olvidarse de ella.
Vuelvo a los mensajeros que mostraron sus pancartas, y me remito a un amigo que años atrás me decía “cómo voy a hacer para enamorarme de nuevo si no puedo ser inocente, ingenuo, yo ya perdí la frescura”. En aquel momento sólo pude sentir tristeza por su decir, y amaba profundamente en mi interior, sin necesidad de palabras, esa lucecita seguía viva.
Me pregunto que me pasaría hoy ante un dicho similar, no encuentro nada que me fascine tanto como en mi infancia lo era el salir a romper charcos de agua que se habían escarchados por la helada. Mi mente, su lógica y razonamiento ocupa un lugar importante en mi vida. De a poco, la espontaneidad, la inocencia fue perdiendo su batalla ¿Acaso se puede enfrascar el aire cuya esencia es el libre albedrío? Tal vez hoy no pueda ver esos charcos simplemente porque me niego, en algún momento me salí de camino.
¿Por qué no me enamoro? ¿En que momento dejé de quererme? Se que la inocencia es producto del amor, pero ¿acaso un amor no empieza con la inocencia? Hoy la espontaneidad viene a darme el camino de regreso, a aquella niña que le encantaba el crack del hielo y salir a mojarse los pies…



Quién sería sin vos?

........................Inocencia…

Ridícula amiga, fuente de todas las críticas
¿Qué sería de la vida sin tu gracia?
Te tildan de boba, crédula y simple
Siendo la saeta del descubrimiento…

La espontaneidad te fortalece,
la simplicidad solo te instruye,
y la candidez se convierte,
en un fiel compañero de viaje.

Inspiras travesías fortuitas
promoviendo senderos desconocidos,
Pero irónicamente a la vez,
tupidamente transitados…

Ladrona de sonrisas.
Con tu presencia:
los amantes se unen,
y los sabios se divierten.

Dicen que la edad te corroe
las desgracias te alejan,
los intelectuales te critican
y sólo los necios te esquivan.

Mentora de verdad,
reina de la creación,
llevas en tu esencia
la plenitud de la vida.

¿Cuántas personas te acompañan?
¿Cuántas se regocijan?
Pocas, extrañamente muy pocas…


23 comentarios:

Romina E. dijo...

Es mi post nro 100, y requería algo especial...
El poema es viejo, pero aplica al planteo que hoy me está atravesando.

Adolfo Payés dijo...

Eso veo en tu primer escrito muy interesante., me quedo con los charcos en los que de niño uno salta y se divierte. Pero adultos, esos charcos los vemos , ya no como cuando niños..

El poema esta muy hermoso, la inocencia ladrona de sonrisas..


Excelente post número 100.. felicidades..

Un abrazo
Saludos fraternos

Te deseo lo mejor para esta semana.

carlos dijo...

romi felicitaciones por el post 100 sos una genia escribiendo besos

Daniel Os dijo...

Nos preguntamos si volveremos a enamorarnos como si de nosotros pudiera salir la respuesta. Decidimos que no, porque ya conocimos el desencanto y el dolor de caerse de la ilusión, pero aparece alguien que le pone luz a los rincones que oscurecimos y dibuja sonrisas en los rostros que planificaron la introspección… o, al revés, decidimos volver a enamorarnos, salimos a la vida recién perfumados a hacer flamear nuestra esperanza en todas las brisas, para volver a casa solos a entregarnos a cuestionamientos profundos sobre cuánto soportaremos apostar a la ingenuidad y proponernos conquistar corazones esquivos.
Como si de nosotros dependiera.
Apuesto a esa dulce esclavitud que nos haga sentir libres.
Que se enamore, poetisa, si no lo está aún.
Felices 100 posts.
D.

erker dijo...

felices 100!!!! gran texto, hermoso poema de tu pluma femenina, intensa y letal...gracias por compartir las letras y los comentarios romi...mil besos

Gus dijo...

Te flicito por tus 100 post, este en particular es muy lindo.

Me puse a pensar, a buscar dentro mio el momento en que perdi la inocencia y es como dice el verso: la edad te corroe
las desgracias te alejan.

muy lindo, da para pensar mucho
beso

Romina E. dijo...

Adolfo: Muchas gracias! Desgraciadametne en la zona que vivo no hay mas charquitos con escarchas. Buena semana!

Carlos: Muchas gracias!

Daniel Os: Creo que siempre la respuesta está en uno, simplemetne hay q aprender a buscarla. Interesante reflexion, Gracias!

Erker: ¿yo letal? soy mas buena q el agua (y no tengo arsenico). Besos!!!

Gus: Ya lo creo q da para pensar, me tuvo dando vueltas las ideas varios dias. Bienvenido y muchas gracias!

oscaralberto dijo...

la inocencia es como un sol, solo podrá ocultarse detras de las nubes pero siempre estará allí, me parece bien lo que planteas, despejemos, despejemos..

un abrazo
Oscar

Javi dijo...

Que capacidad tan hermosa tiene usted para escribir de emociones y sentimientos.
Me levanto y me quito el sombrero ante el texto que nos ha dejado hoy.

¡¡Felicidades y a por los 200 post!!

Martín dijo...

Feliz Nro 100! Hermosos versos para el festejo! Esta vez, la ladrona de sonrisas, fuiste vos. Un beso

Niño Lobo dijo...

Hermosa Poeta, brindo por el post nº100 y por muchos más!
Espero que te guste mi regalo Romi

Inocencia

Ingenuidad

Candor

Simplicidad

Idealismo

Bobería


Buena Semana!
Besos

TORO SALVAJE dijo...

El poema es digno del centenario.
Felicidades.

En cuánto a la pérdida de la inocencia o en la incapacidad de fascinarse por algo o alguien prefiero no opinar.
No puedo aportar nada más que la constatación de que eso ocurre desgraciadamente.

Besos.

Romina E. dijo...

Oscaralberto: Que buena comparación, me encantó... Besos!

Javi: Su comentario resulta mas que un halago debido a que mi escritor preferido lo es precisamente por eso, por su capacidad de transmitir emociones. Muchas gracias!

Martin: Me has ruborizado, Muchas gracias!

Niño Lobo: ¿niño por la ternura? Q se esconde tras el anonimato? De corazon, muchas gracias por su regalo, muy ingenioso, ME ENCANTO! MUCHOS BESOS!

Toro Salvaje: Se corroe, es cierto... pero me quedo con la analogía del sol. Besos y muchas gracias!

Amnesis Poética dijo...

Creo que la inocencia radica en esa capacidad infinita de abrir el corazón, ofrecerlo, compartirlo, darlo... sabiendo que algo de ese corazón, se quedará con los demás.
Felices 100... felices inocencias, porque en cada verso, nos has dado tu corazón.
Un beso!

Niño Lobo dijo...

Que bueno Romi que te halla gustado!

Usted se lo merece, por compartir sus maravillosas poesias.

Besos

PD: Todaviá no sabe quien se oculta detras del Niño Lobo :P jajaja

JADE dijo...

SON CIEN Y OJALA MULTIPLIQUEN LOS CEROS DETRAS!!! SINCERAMENTE DEBO FELICITARTE!!! POR LO QUE HACES, POR COMO LO HACES Y PORQUE VOS LO HACES!!! ORGULLOSO DE SER UN LECTOR DE ACA!!! BESOS!!!

Pedro Garcia Millan dijo...

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://expoauto.blogspot.com/

Gracias

Forbidden dijo...

Sin palabras, en realidad si una sola, Genial! gran homenaje a tu post numero 100.

Ser inocentes
mirar con ojos de niños
y deslumbrarnos, como si fuera la primera vez.
tocar para aprender las texturas.
oler, para sentir la fragancias aun no descubiertas.
de gustar, cosas insolitas, como una amiga que en los boliches rasqueteaba las paredes para pobrer el gusto del cemento.
en fin, re-descubramos el mundo
y demosle un nuevo significado.
para aun siendo grandes.
una tarde, tocar el timbre del alguien y correr.
como caballos libres

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

Romina E. dijo...

Amnesis: Graaaaaaaaacias! me encantó su razonamiento. besos!

Niño Lobo: he dicho...

Jade: gracias!

Forbbiden: Genial su propuesta, beso grande!

Tony Amesty dijo...

100!!! Enhorabuena, cuantos sentimientos juntos!!!!

Un abrazo

Bastian Von Tunnen dijo...

Primero que nada, felicitaciones. Me alegro que con el tiempo este espacio se haya transformado en parte tuya para vos y para todos los que lo leemos. Las palabras que elegiste me parecieron muuuy justas. Sabes que justo estos dias pensaba en la inocencia. En esa dualidad de realidad-irrealidad (en el buen sentido). Para mi el niño dentro espero no perderlo, todavia lo tengo, solo que a veces hay que correrlo en algunas circunstancias del momento y se retoba... :P besos querida Ro!

Lao dijo...

Esto que decís es tan hermoso como serio. Podemos rescatar al niño y llevarlo cono nosotros...ojalá -cuando antes mejor- la vida te lleve de regreso hacia él. Muchos saludos.

Clara Castillo dijo...

Qué bonito!! Lindo ver la vida con los ojos de un niño!! :D Abrazos.