6.6.10

Meta

¡Dobla!
¿Hacia dónde?
Para allá.
¿Derecha o izquierda?
Sólo un poco mas…



Universo

Si fuera posible,
me gustaría aprender
ese oficio divino que permite
a ciertos artesanos moldear
del humor de sus días,
la tristeza de sus pérdidas,
el sabor de sus encuentros,
y la desfachatez de sus elecciones.
Letras, con forma de palabras
que extendidas minuciosamente en una hoja
transmiten a todo aquel
que se deje alcanzar
eso que esté dispuesto a sentir.

14 comentarios:

Amnesis Poética dijo...

Si fuera posible? Por qué el anhelo si lo está haciendo... y muy bien?
Las manos del artesano moldean la tristeza, el sabor... el poeta extrae la esencia, la acomoda a su corazon y luego la extrae en palabras... como el mejor de los perfumistas :)
Agradable perfume el de hoy

TORO SALVAJE dijo...

Esa profesión no se aprende fácilmente, me parece que solo a base de años y de aceptaciones se consigue.

Besos.

antonio dijo...

A mi tambien
Donde hay que apuntarse?

حزقيال dijo...

La palabra encierra la esencia: ARTE-SANO

Besos
Ezequiel

Romina E. dijo...

Amnesis: se agradecen profundamente sus palabras. Me gustó la imagen del perfumista, muy linda forma de plasmarlo...
beso grande!

Toro Salvaje: Es un camino, largo para algunos y muy corto para otros. Lo cierto para mí es que es infinito y maravilloso.

Antonio: Bienvenido! La verdad no tengo idea. Yo por lo pronto ando con la sensibilidad en busqueda...

Eze: ME ENCANTÓ su beso... MI mundo la palabra, y nada cambia, y todo a la vez... Gracias!

Tony Amesty dijo...

Eso es mágia, el fluir de los sentimientos transformados en letras....

Un abrazo

Marcela dijo...

Pura sensibilidad este poema. Un artesano moldeando letras es algo que mí me gustaría mucho aprender a ser.
Beso.

ALA_STRANGE dijo...

"ese oficio divino que permite
a ciertos artesanos moldear
del humor de sus días"

ojala yo tambien lo pudiera aprender

:)

oscar alberto dijo...

que lindo es escribir, si uno le pudiera dedicar mas de uno.. hablando de metas..

un beso
Oscar

Daniel Os dijo...

En la desfachatez de algunas elecciones está oculta la posibilidad de entregarse al azar, que incluye también atreverse a sentir.

Tarea de un meticuloso artesano, o de un personaje espontáneo que simplemente va viendo cómo se sigue.
D.

Lao dijo...

Tal vez un poco la Fe, otro poco el instinto y otro poco la confianza en sí mismo. De esa ecuación salga ese oficio que muy bien señalas...Un saludo de buenos deseos...

Lucía dijo...

Que oficio aquél... y en tus letras
el contorno de la belleza.

Un beso.

David c Fild dijo...

Quizas tengas que aprender muchas cosa, pero a escribir ya aprendiste.

un abrazo

me gusto tu blogs

Máximo Ballester dijo...

¡Me encantó!
Te deseo que escribas mil poemas bellos.