7.3.10

Eterno

¿Acaso es importante la cuantía?
¿Incluso si un arco iris roba una sonrisa?


Estaciones

Ráfaga de invierno,
aprovechaste mí sorpresa,
arrancando las últimas hojas.
Desnuda a tu furor, me dí.

En un parpadear, trajiste primavera.
Fue el florecer sentido de este cuerpo,
quién quiso eternamente mariposas.

Naturaleza manda,
y el verano
no dando lugar a demora alguna,
con su amor, intensidad desplegó.

Aliado el sol, utilizó la fuerza de sus rayos,
bañando mi ser de luz y belleza.

Y ya,
agotado el tiempo
otra vez el otoño…