24.9.11

Voces







Las medidas poco importan cuando el viento
no para de girar...










Origen

Anda esa mirada puesta en convicciones,
los pasos firmes de quien fuera terrateniente.
Poco importan los papeles que reclaman,
estos fantasmas desconocen antepasados.
Generosos, le obsequiaron sus leyendas,
daban vida al mundo, pero ya no son suficientes.
(¡Hoy que poco nos alcanzan!)
La oscuridad del horizonte parece teñirles la piel.
Aún mantienen esos bailes junto con instrumentos
reminiscencia de ilusiones en búsqueda
de aniquilar tanta indiferencia.
O la sordera de algún dios, el de turno,
el que restaure ese círculo generacional
que alguna vez los quiso hijos.
No es la falta de alimento, hay de sobra en pocas manos.
Reproduciéndose en tierras que le son intrusas.
Las promesas dinamitan esperanzas,
de otros tiempos, de días fértiles, de un futuro abundante.
Se olvidan. Los discursos no nutren
ni los contratos educan. Ninguno entiende motivos.
Sólo abundan esos autoproclamados “representantes de”.
Y a nadie parece importarle mucho. A veces, tampoco a mí.
Pero al final, lo que tiembla es vida.


9 comentarios:

Romina E. dijo...

Por mas gotas que quisieran salir, el amor pudo con la sangre...
- Yo y mis ganas nomas -

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Siempre es bendita la vida...

Paz/Amor

Isaac

FacuZ dijo...

Identidad.
Es la palabra que se me vino a la cabeza.
Hermosa entrada.

Beso,Facu.

TORO SALVAJE dijo...

Las promesas se han pegado un tiro.

Besos.

Romina E. dijo...

Sólo el amor es real, lo dice ud. la vida es tan sangrada como la verdad que encierra el amor.

FacuZ: tal vez se trate un poco de eso.

Toro Salvaje: tiende a ocurrir.

Besos!!!

Pablo Hernández M. dijo...

lo que tiembla es vida!... de lo único que podemos proclamarnos "representantes de" es de nosotros mismos

saludos

Ricardo Miñana dijo...

La vida es solo amor, fuera del amor solo queda el vacío.
que tengas un feliz fin de semana.
saludos.

Marcela dijo...

Generalmente los autoproclamados representantes, no representan a nadie, excepto a quienes les conviene. El futuro siempre es abundante, el problema es que cuando llega ya fue repartido en esas pocas manos.
Beso.

David C. dijo...

muy cierta la última línea.