22.3.11

Manos

Aún en la distancia puedo palparlas, son los sueños que habilitan este juego. Durante el día son las reglas: rozar al límite con el olvido.



Cortes


Entre dos distancias

surge el vacío en la herida

Es la sangre quien comparte el origen

de una separación.


El vértigo de la altura

muestra la profundidad de la daga.


Un trozo de carne reluce hoy

el filo del encuentro.