26.3.12

Ensayo


“Sin bocetos, rumbo a la aventura”



Abrirse,

a lo inconcluso,

como si no existiera el vacío

y el peso del abismo abandonara el intento.

Una semilla que germina

sólo saluda a la muerte.

Nada importa,

incluso la profundidad de sus raíces,

diversidad de colores, pétalos o semillas.

Es del ciclo con sus etapas.

Tan simple, hasta abrumador,

un espejo de lo cierto.

6 comentarios:

Mechi dijo...

Que lindo!!! me encantó!

Lao dijo...

¡como si no existiera el vacío! Excelente Romina!

Javi dijo...

Sobresaliente el texto que nos regalas. Marca de la casa. La fotografía es un complemento perfecto, esa mariposilla perdida fuera de su habitat.

Me alegro de tu vuelta a este espacio despues de tanto tiempo.

¡Besos y abrazos!

Alicia María Abatilli dijo...

No sabía que alunizar era tan placentero, gracias por dármelo a conocer.
Me gusta cuando hablas de la semilla, es verdad, aún germinando, ya está saludando a la muerte.
Es tan importante darse cuenta de ello, la diferencia entre hacer de nuestra vida algo bueno o algo que pasa sin que nos demos cuenta. Abrazos.

Enrique G.A. dijo...

Un excelente texto y una bonita toma.
Buen trabajo Romina.
Saludos.

diana moreno dijo...

muy bonito! un placer pasarse por aquí.
saludos!